La artrosis. ¿Cómo tratarla?

Publicado el Deja un comentario

La artrosis. ¿Cómo tratarla?

La artrosis es una enfermedad articular muy frecuente que afecta a alrededor del 80% de nuestra población a la edad de 50-60 años, aunque a veces se detecta antes, a los 30. La artrosis afecta principalmente al cartílago articular. Como sabe, una articulación está formada por superficies articulares de huesos recubiertas de tejido cartilaginoso. Durante los distintos movimientos, el cartílago actúa como amortiguador, reduciendo la presión sobre las superficies articulares de los huesos y garantizando un deslizamiento suave entre ellos.

El cartílago está formado por fibras de tejido conjuntivo dispuestas de forma laxa en una matriz. La matriz es una sustancia gelatinosa formada por unos compuestos especiales, los glucosaminoglicanos. La matriz nutre el cartílago y restaura las fibras dañadas. Por lo tanto, esto hace que el cartílago se parezca a una esponja – en un estado tranquilo, absorbe líquido, y cuando se carga, lo exprime en la cavidad articular, proporcionando una especie de “lubricación” de la articulación.

Durante la vida, el cartílago responde con flexibilidad a los golpes estereotipados, miles de veces repetidos en algunos tipos de trabajo o correr, saltar, etc. Esta carga constante conduce al envejecimiento y la destrucción de algunas de las fibras, que en una articulación sana se repone mediante la síntesis del mismo número de fibras nuevas.

La osteoartritis se desarrolla cuando se altera el equilibrio entre la formación de nuevo material de construcción para restaurar el tejido cartilaginoso y la destrucción. Surge un tipo de estructura cartilaginosa menos valiosa, capaz de absorber menores volúmenes de agua.

El cartílago se vuelve más denso, más quebradizo y, en respuesta al estrés, sus fibras se rompen con facilidad.

A medida que avanza la artrosis, la capa de cartílago que recubre las superficies articulares se vuelve cada vez más fina, hasta que se destruye por completo.

Junto con el cartílago, el tejido óseo que hay debajo cambia. Se forman excrecencias óseas a lo largo de los bordes de la articulación, como si quisieran compensar la pérdida de cartílago aumentando las superficies articulares. Esta es la causa de las deformidades articulares en la artrosis. La gente llama a esta condición “deposición de sal”, que es simplemente un nombre no oficial para la osteoartritis.

¿Qué factores conducen a la aparición de la artrosis? No obstante, existen una serie de factores que aumentan el riesgo de desarrollar artrosis.

SUSPENSIÓN GENÉTICA – Se ha comprobado que la tendencia a la artrosis nodular con afectación de muchas articulaciones es hereditaria. Las mujeres cuya madre padeció esta forma de artrosis tienen un mayor riesgo de enfermar.

TRAUMAS – Las lesiones graves de un solo golpe acompañadas de hematoma, fractura, luxación, daños en el aparato ligamentoso de la articulación o microtraumatismos reales en la articulación pueden contribuir al desarrollo de la artrosis. Los microtraumatismos son la causa de la artrosis en trabajadores de diversas profesiones y en deportistas profesionales. Un ejemplo es el desarrollo de osteoartritis de rodilla en mineros, futbolistas; osteoartritis de codo y hombro en trabajadores de martillos neumáticos; osteoartritis de las pequeñas articulaciones de las manos en secretarias mecanógrafas, tejedoras; osteoartritis de tobillo en bailarinas; osteoartritis de las articulaciones de las manos en boxeadores, etc.

GRAIN – Con la edad, el cartílago se vuelve menos elástico y pierde su resistencia a la tensión. Esto no significa que todas las personas desarrollen artrosis en la vejez, pero en presencia de otros factores que acompañan a la edad, el riesgo de enfermar aumenta.

CARACTERÍSTICAS CONTEMPORÁNEAS – El síndrome de displasia del tejido conjuntivo está muy extendido en la actualidad. Se trata de una debilidad congénita del tejido conjuntivo, que se manifiesta por un aumento de la movilidad articular, desarrollo precoz de osteocondrosis, pies planos.Si no se sigue un determinado régimen motor, esta afección puede conducir al desarrollo de artrosis a una edad temprana.

El primer síntoma que hace acudir al médico es el dolor articular. La intensidad del dolor puede ser diferente: desde intenso, que limita la movilidad de la articulación, hasta moderado, que se produce sólo con determinados movimientos.
La causa del dolor intenso suele ser la inflamación reactiva de la articulación (la denominada sinovitis) o la inflamación de los tejidos que rodean la articulación (músculos, tendones, bolsas). La inflamación de la articulación se produce debido a que trozos de cartílago destruido entran en la cavidad articular e irritan la membrana sinovial de la articulación. El dolor inflamatorio es bastante pronunciado, se intensifica con cualquier movimiento en la articulación y también se produce en reposo en la 2ª mitad de la noche. En caso de inflamación de los tejidos que rodean la articulación (tendones, bolsas), el dolor aumenta al realizar determinados movimientos, hay puntos dolorosos en la zona articular, es característico el dolor “de arranque” (tras un periodo de reposo cuesta empezar a moverse). Con un tratamiento adecuado, se puede tratar la inflamación en la articulación o en los tejidos circundantes, acompañada de la disminución del dolor, la desaparición del dolor nocturno y la mejora de la movilidad articular.

La aparición de los primeros síntomas de la artrosis no debe ser motivo de pánico, sino más bien una señal para el cuerpo sobre la necesidad de cambiar ligeramente los estereotipos motores existentes.

En primer lugar, debe tratar de limitar los movimientos asociados con el aumento de la tensión en el cartílago articular. En el caso de la osteoartritis de las articulaciones de la cadera, rodilla, tobillo, es necesario reducir los tipos de actividad motora como correr, saltar, levantar y cargar pesos, sentadillas, caminar a paso ligero, especialmente en terrenos accidentados, subir cuestas, subir escaleras.

En segundo lugar, a pesar de la presencia de una serie de restricciones, es necesario llevar un estilo de vida activo mediante el aumento de la actividad motora que no tiene un efecto negativo sobre el cartílago. Es necesario obligarse a realizar ejercicios especiales todos los días, al realizar los cuales la carga sobre el cartílago articular es mínima, y los músculos que rodean la articulación trabajan en mayor medida. Es necesario hacer ejercicio durante al menos 30-40 minutos al día, es mejor dividir este tiempo en varias veces al día durante 10-15 minutos. Un efecto notable se produce en 2-3 meses – el síndrome de dolor disminuye, aumenta la vitalidad, y las reservas ocultas del cuerpo se liberan.

Dolor articular

Muchas personas tienen problemas de cartílago, pero entre los muchos productos regenerativos, es difícil determinar cuál es el más adecuado. El tejido cartilaginoso es conocido como un tejido de bajo consumo. Se “comunica” con otros tejidos y células sólo a través de la matriz intercelular. En consecuencia, el oxígeno, el dióxido de carbono, los componentes necesarios para el metabolismo (agua, azúcar, grasas, aminoácidos, etc.) y las toxinas entran y salen del tejido muy lentamente a través de la red proteica, lo que garantiza la dureza del cartílago.
Dado que en el cartílago no hay vasos sanguíneos, en caso de daño del cartílago, los vasos sanguíneos con nutrición, así como las células madre que compensan, no pueden penetrar en el lugar de la lesión y restaurar la deficiencia del tejido cartilaginoso. El metabolismo se lleva a cabo con la ayuda del líquido sinovial, pero este proceso es muy lento.
Un hecho importante es que bajo la fuerza de la gravedad, las articulaciones exprimen las toxinas durante el ejercicio, y cuando se va a la cama y la presión gravitacional se detiene, las articulaciones comienzan a expandirse lentamente, absorben y se alimentan de líquido con minerales disueltos en él. Los factores inflamatorios, las sustancias liberadas como resultado del daño del cartílago, los golpes que reciben las articulaciones (debido a la falta de tejido cartilaginoso) irritan los nervios y generan impulsos nerviosos que causan un dolor insoportable.
El producto para la regeneración del cartílago Revitacart Complex contiene proporciones y cantidades óptimas de sustancias activas que contribuyen al funcionamiento normal de las articulaciones, así como ingredientes naturales esenciales para mantener sanas las articulaciones, los huesos y el cartílago.

REVITACART COMPLEX

Suplemento dietético que favorece la restauración del tejido cartilaginoso.
Contiene minerales, flavonoides y aminoácidos

Al crear Revitacart Complex, los especialistas de Origel combinaron los ingredientes naturales más importantes en un producto diseñado para mantener la salud de articulaciones, huesos y cartílagos.
Además de las articulaciones, también hay que cuidar los tendones y los huesos, por lo que la rutina, que mejora la circulación sanguínea, la prolina, que desempeña un papel importante en la estructura del colágeno, el magnesio y la vitamina U son ingredientes esenciales del producto. Sin embargo, estos elementos deben tomarse no sólo para el desgaste del cartílago o la inflamación de las articulaciones, sino también para la prevención.
Activos de la cápsula Revitacart Complex: glucosamina, cartílago de tiburón (MSM = sulfato de glucosamina), vitamina U, vitamina C, óxido de magnesio, prolina, calcio de algas, rutina. La singularidad de Revitacart Complex radica en que contiene la proporción y cantidad más óptimas de sustancias activas necesarias para la regeneración articular.

  • Producción y patentes – Suiza-Hungría


Añadir al carrito

Más DATOS SOBRE LAS PRINCIPALES
SUSTANCIAS ACTIVAS:

Glucosamina
La glucosamina es un componente natural del tejido cartilaginoso en forma de glucosaminoglicano, favorece el funcionamiento saludable y la correcta movilidad articular. Interviene en la construcción y el mantenimiento de los principales elementos estructurales del cartílago, por lo que desempeña un papel importante en el mantenimiento y la restauración de la integridad del cartílago articular. El MMS (metilsulfonilmetano) y la glucosamina ayudan a preservar la estructura del cartílago.

Vitamina U
La vitamina U en Revitacart Complex es necesaria para la eliminación de sustancias tóxicas del líquido en la articulación inflamada.

Vitamina C
La vitamina C desempeña un papel en el buen funcionamiento y la estructura del tejido conectivo, apoyando así la salud de las encías, la piel, los huesos y el cartílago. Promueve la salud del cabello, las uñas y la piel.

Magnesio
Necesario para mantener la salud de la estructura ósea y dental.

Prolina
Aminoácido esencial que se encuentra en grandes cantidades en los tejidos de colágeno y también interviene en la estructura de huesos, piel y cartílagos. Es especialmente importante para la salud de articulaciones y tendones.

Calcio de Alga
El calcio en forma compleja, que se encuentra en el Calcio de Alga, es esencial para mantener una estructura ósea y dental sana, y ayuda a conseguir y mantener una masa ósea óptima.

Rutina
Ayuda a mantener unos vasos sanguíneos sanos y mejora la circulación capilar.

https://youtu.be/mDe34bgmqbQ





Add to cart


CALL ME

90 cápsulas.

Un suplemento dietético para apoyar la regeneración del cartílago. Al crear Revitacart Complex, los desarrolladores del producto buscaron combinar los ingredientes naturales más importantes en una fórmula para apoyar la salud de las articulaciones, los huesos y el cartílago. Los principales ingredientes activos de la cápsula de suplemento dietético Revitacart Complex son: – Glucosamina – Cartílago de tiburón (MSM) – Vitamina U – Vitamina C – Óxido de magnesio – Prolina – Calcio de algas – Rutina

Se recomienda el uso del producto en los siguientes casos:

– artrosis o artritis
– en caso de deformidades articulares, por ejemplo: en deportistas, trabajadores al aire libre
– para la prevención o tratamiento de la osteoporosis
– ¡NO tome este producto si es sensible al marisco y/o crustáceos!

Dosis:

1 cápsula tres veces al día (un envase contiene 90 cápsulas, lo que equivale a una dosis mensual)

Según la experiencia de los consumidores, los efectos positivos asociados al uso del producto aparecen en 1-1,5 meses.

En caso de lesiones crónicas o tratamiento adicional de enfermedades en personas mayores, el producto puede utilizarse de forma regular, no es necesario hacer pausas.

Si tiene alguna pregunta, póngase en contacto con nosotros. Rellena el formulario o envíanos un email: ukraine@origel.ch

consulta


096 279 8020

Al rellenar el siguiente formulario, estás realizando un pedido en nuestra tienda online del producto que te gusta. Intente rellenar todos los campos con la mayor exactitud posible para que no haya imprecisiones en la comprensión de los matices importantes de su pedido. Después de rellenar el formulario, haga clic en el botón “Enviar” y nuestro responsable se pondrá en contacto con usted para tratar los detalles técnicos de su pedido.




Añadir al carrito


LLAMAME




Hasta el final de la promoción queda:

Días Horas Minutos Segundos
¡Básicamente, la promoción ha terminado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *